Banner
Banner
Banner
Home Deportes Sácale una Foto
Viernes, 16 Septiembre 2016 02:11

Sácale una Foto

  Por Sebastián Videla
Valora este artículo
(8 votos)

Finalizadas ya ocho jornadas de las eliminatorias sudamericanas camino a Rusia 2018, Uruguay es el líder en solitario de las mismas, con un total de 16 unidades producto de cinco triunfos, un empate y dos derrotas, en un hecho sin antecedente alguno desde que el boleto mundialista se disputa en un todos contra todos a partidos de ida y vuelta.

La Celeste arriba a esta ubicación tras la disputa de la doble fecha correspondiente al mes de setiembre todavía en curso.

La primera escala tuvo como destino la provincia de Mendoza en donde esperaba la convulsionada selección Argentina pos renuncia de su entrenador Gerardo "Tata" Martino y todo lo relacionado al "Messigate", claros coletazos de la última final de Copa América perdida por los albicelestes a manos de Chile, que no hizo más que agregarle leña al fuego a las recordadas caídas de Río de Janeiro (Mundial 2014) y Santiago (Copa América 2015).

Uruguay lejos estuvo de echarle sal a la herida para así profundizar la crisis de los ahora dirigidos por el ex entrenador del Sao Pablo de Brasil entre otros el "Paton" Edgardo Bauza, anodino, sin ideas, ultra defensivo, amarrete, carente tanto de propuesta como de respuesta, pero sobre todas las cosas con una llamativa falta de actitud, hicieron de los dirigidos por el Maestro Oscar W. Tabarez un conjunto sin alma que mucho dicta del equipo aquel que si bien puede tener un mal día su rebeldía no la negocia con facilidad, para ejemplo basta con marcar que Argentina sufrió la expulsión del hoy delantero de las Juventus de Italia Paulo Dybala al termino de la primera parte, tan solo minutos después de la apertura del marcador obra y gracia de Lionel Messi que a la postre sería el único y definitivo gol del encuentro, y Uruguay ni siquiera así fue capaz con un hombre más en la totalidad de la segunda mitad en ningún momento de poner en riesgo el triunfo local, que ojo no fue nada del otro mundo, algo de Messi gol incluido, más un sólido trabajo defensivo para neutralizar algún intento de Luis Suárez figura nominal y mas nada créanme que fue así, con muy poquito a Argentina le alcanzó para hacerse de los tres puntos, incluso cediéndole a los celestes campo y balón quienes hasta lucieron incómodos con ese tramite de juego, mar de dudas y nubarrones con amenaza de tormenta, alerta naranja y un trago amargo difícil de digerir.

En casa, en el coloso de cemento, con Paraguay como rival, bajo un clima que por momentos puso en duda la disputa del partido se presentaba la chance de cambiar la cara, o bien confirmar una mala racha que se arrastraba desde la decepcionante Copa América Centenario y afortunadamente se tomo la primera de las opciones que mas allá del resultado que si importa y mucho, un contundente 4 a 0 (Cavani -2-, Cristian Rodríguez y Suárez), el tema paso por la actitud y la determinación de entender de que hay equipo para tomar riesgos, de que se puede intentar algo mas que depender pura y exclusivamente de nuestras figuras, que demostraron nuevamente su valía y gravitación pero en esta ocasión desde el concepto de equipo, la solides línea por línea fue un factor fundamental permitiéndole a nuestros "killers" hacer estragos en la ultima zona guaraní que poca resistencia opuso al asedio y efectividad Charrúa, un exuberante Suárez, sumado a un terminal Cavani, pasando por la sobriedad de Muslera, la voz de mando y personalidad de Godin, el desdoble de Corujo, la entrega de Arevalo Ríos, puntos altos del triunfo ante la albirroja de actual líder rumbo a Rusia que nos invita a ilusionarnos con la idea de llegar al mundial sin tener la necesidad de pasar por nuestro "querido repechaje" amigo.

Nos encontramos prácticamente en la mitad del camino contando además como nunca con un gran aliado, que viene siendo nuestra imbatible fortaleza, ya que jugando en casa sumamos 12 puntos sobre la misma cantidad posibles, con 11 goles a favor y ninguno en contra y por si esto no fuera suficiente con resultados de nuestros rivales directos que nos empujan para estar mas cerca del objetivo, La Celeste sueña  con empezar a estudiar ruso antes de lo esperado, es solo una cuestión de actitud.

 

 

Leído 4580 veces
Banner
Banner
Banner
Banner


Acceso al Sistema

Banner