Banner
Banner
Banner
Home Nuestra América Estados Unidos Obama ordenó una revisión exhaustiva de los ataques cibernéticos contra el proceso electoral
Viernes, 16 Diciembre 2016 00:49

Obama ordenó una revisión exhaustiva de los ataques cibernéticos contra el proceso electoral

 
Valora este artículo
(0 votos)

«La comunidad de inteligencia ha concluido que el objetivo de Rusia era favorecer a un candidato y no a la otra, es decir, ayudar a Trump a resultar elegido. Ese es el consenso», dijo un funcionario estadounidense anónimo.

Para la CIA está «bastante claro» que la victoria de Donald Trump era el objetivo que Rusia buscaba y así, por primera vez, se pone nombre y apellidos al beneficiado de la supuesta injerencia en las elecciones presidenciales. Esta revelación fue transmitida a puerta cerrada en el Senado, lo que no hace más que corroborar las sospechas de Barack Obama, que en octubre acusó a Rusia de estar detrás de los ataques contra el Partido Demócrata y por lo que el pasado 10 de diciembre ordenó una investigación exhaustiva al respecto.

La CIA asegura haber identificado a personas relacionadas con el Kremlin y que proporcionaron a Wikileaks los 20.000 correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata y del entorno de Hillary Clinton.

Trump tildó de “ridículas” las conclusiones de la CIA, «Son los mismos que dijeron que Sadam Hussein tenía armas de destrucción masiva», dijo el equipo de Trump, en una inusual reprimenda en contra de una agencia que pronto estará bajo su órbita de poder y está recordaba las conclusiones falsas que George Bush utilizó para justificar la invasión de Irak en el 2003.

La postura, eso sí, no sorprende. No es la primera vez que Trump niega que Rusia interfiriera en el proceso electoral: «Podrían provenir de Rusia, pero también de China, o de un tipo en su casa de Nueva Jersey».

Las revelaciones de la CIA van un paso más allá porque la inteligencia estadounidense ha podido comprobar que los ataques no solo existieron en los sistemas informáticos demócratas, sino también en los republicanos y, es más, «podrían haberse encontrado documentos del Partido Republicano que finalmente se habría decidido no publicar», según las mismas fuentes.

El FBI también lo sabía

Entonces ¿por qué lo referente al Partido Republicano no salió a la luz y sí los más de 20.000 correos electrónicos del entorno de la candidata demócrata? La respuesta es obvia para grandes críticos del Kremlin, como el senador por Arizona y excandidato presidencial, John McCain o el exprecandidato presidencial, Lindsey Graham, republicanos que continúan apoyando una investigación al respecto. «Rusia es una de las influencias más desestabilizadores en el mundo y que han interferido en nuestras elecciones. Quiero que el presidente ruso pague por ello», advirtió Graham.

Otros en cambio y desde las mismas las filas, niegan la mayor: «El Comité Nacional Republicano no fue pirateado», dijo su director de comunicaciones, Sean Spicer, negando las informaciones periodísticas.

Desde el lado demócrata, mientras tanto, el nuevo líder en el Senado reclamaba de forma contundente que «hay que llegar al fondo de todo esto».

En paralelo, el líder saliente, Harry Reid, pedía la renuncia inmediata del director del FBI, James Comey, por ocultar deliberadamente la información sobre el pirateo ruso. «El FBI tiene ese material desde hace mucho tiempo», denunció Reid. «Pero Comey, que es republicano, rechazó divulgar esta información sobre la interferencia rusa en las elecciones», añadía ante el asombro de los medios.

Todas las conclusiones de la CIA serán añadidas a la investigación ordenada por Obama y que pretende estar concluida antes de que Trump sea investido presidente, el próximo 20 de enero.

 

Leído 206 veces
Banner
Banner
Banner


Acceso al Sistema

Banner