Banner
Banner
Banner
Home Salud Decídete De Vacaciones
Jueves, 20 Julio 2017 19:00

De Vacaciones

 
Valora este artículo
(1 Voto)

La mayoría de nosotros esperamos las vacaciones durante todo el año. Las planeamos, reservamos y comentamos. Cada día del itinerario en nuestra agenda esta plasmado. Sonreímos cuando pensamos en todo lo que vendrá, pues será nuestro tiempo para disfrutar. Tiempo de salir de la rutina y del aburrimiento, dejando de lado las preocupaciones, el estrés y los miedos.

Planeamos el viaje con alegría. Preparamos lo que llevaremos, compramos valijas, hacemos listas. Cosas que no podemos olvidar y lugares que deseamos investigar. Soñamos con el paisaje que nos espera al otro lado de este lado; con las mullidas camas y almohadas, con las deliciosas cenas y carcajadas.

Todavía falta para las vacaciones, pero en nuestra mente ya hemos estado en ellas. Ya hemos soñado despiertos con expectativas y suspiros largos como la vida. ¡Qué hermoso es pensar en las próximas vacaciones! Cuando lo hacemos, muchos de nosotros nos sentimos como niños en la escuela, esperando impacientes que suene el timbre para salir afuera. Muchos de nosotros en vez de niños esperando, parecemos presos encarcelados esperando ser liberados.

Me pregunto ¿porqué es que no nos sentimos tan bien el resto del año? ¿Porqué no le damos a nuestras tareas la misma importancia que le damos a los descansos? ¿Porqué no podemos ver cada mes como vemos a las valijas ya armadas? ¿Porqué no respiramos cada noche de la misma forma que lo hacemos en lugares alejados de nuestras camas y almohadas? ¿No será que no nos permitimos soñar un poco más? ¿No será que nos pasamos la mayor parte del tiempo soportando en ves de disfrutando? Haciendo cosas que no nos entusiasman, pensando en cosas que no nos alegran el alma. Tal vez por eso buscamos unos días de recreo, para poder seguir tolerando, una vida que no nos satisface a pleno.

¿No sería ideal el sentirnos de vacaciones cada día? Haciendo las cosas que más nos interesan e iluminan; pensando despreocupadamente en que todo ya esta cubierto y planeado, para nosotros tener un buen día. ¿No sería bueno disfrutar de nuestra propia cama y almohada, del paisaje de nuestro hogar, del jardín a medio dar; de nuestro trabajo cotidiano y de los momentos compartidos entre hermanos? ¿No sería lindo sacar fotos a todo aquello que nos enternece el alma, fuera y dentro de nuestra propia casa? ¿No sería mucho más divertido levantarnos cada mañana y pensar “¡Este día será fantástico! como si estuviese de vacaciones en mi lugar preferido…hoy veré, haré y me comportaré como si estuviese aquí solo para disfrutar, por que solo estoy de paso. Solo por este día miraré mi hogar como si este fuese un acogedor hotel paradisíaco (tal vez se me ocurra hacerle algunos cambios) tan solo por este día me alimentaré y saldré a caminar como lo haría si estuviese en esa antigua hostería, a la que fuimos el año pasado con la familia. Tomaré fotos y videos en mi camino al parque más cercano. Hablaré con extraños. Con una gran sonrisa en mi rostro, prestaré mucha atención a cada gesto, a cada palabra, a cada mirada a los ojos. Que placer! Solo por este día haré mi trabajo con gran dedicación, pensando que las personas con las que interactúo son también turistas en vacaciones, por el planeta tierra. Todos estamos en esta tierra “de paso” diría mi abuela. Solo por este día a todo lo que me ha molestado por tanto tiempo, lo dejaré ir, no le daré importancia. Por que me recuerdo “Estoy de vacaciones, estoy de paso” quiero por lo tanto seguir admirando…paisajes viejos que nunca vi, gente linda que no sabía que existían en mi vida. Sabores y aromas de mi cocina (sacaré para usar la bajilla más linda).

Como hoy me siento de vacaciones, el viaje de la casa al trabajo y del trabajo a la casa, es una gran oportunidad para admirar todo lo que hay a mi alrededor: los autos y peatones, los colores de los semáforos y los cartelones; la música en mis oídos y el olor de mi auto casi limpio. Todo cobra nuevo sentido cuando me siento de vacaciones en mi propia vida, mi casa, mi día a día. Todo tiene un significado más profundo y absoluto. Todo tiene valor, todo parece ser parte del mismo sol.

Hoy, nos movemos al compás de la brisa con una sonrisa, ya no vivimos de prisa. Y sí, llegará el día en el que nos iremos a otro lugar de visitas, para disfrutar de otras culturas, otras miradas tibias y deliciosas comidas. La pasaremos súper bien y regresaremos con muchas anécdotas y un imán para la heladera. Con fotos y videos para nuestro muro y nuevo amigos a quienes no veremos muy a menudo. Cálidos y alegres recuerdos que nos acompañarán por el resto de nuestro tiempo. Mas algo habrá cambiado muy adentro, pues ahora ya sabemos valorar lo que tenemos. Los casi doce meses ya no son más una larga pesadilla, por que ahora todos los días son vacaciones en nuestras vidas.

Abrazos de Luz,
Mónica Elena
© 2015 por www.monicaelena.com

 

Leído 362 veces
Banner
Banner
Banner


Acceso al Sistema

Banner