Banner
Banner
Banner
Home Tomando Nota Cuando al Zumba... lo pintan de celeste
Domingo, 25 Marzo 2012 21:50

Cuando al Zumba... lo pintan de celeste

 
Valora este artículo
(3 votos)
Adriana junto a Tania Beardsley, reconocida instructora de zumba, sosteniendo un cartel que dice ‘Uruguay’. Adriana junto a Tania Beardsley, reconocida instructora de zumba, sosteniendo un cartel que dice ‘Uruguay’.

Joven instructora uruguaya dicta clases de zumba en el Club Uruguayos Unidos, incorporando el candombe a la práctica aeróbica.

El zumba nació por un olvido, el día que el colombiano Alberto ‘Beto’ Pérez, instructor de aeróbicos, descubrió hurgando en su mochila que había olvidado el tape con la música que habitualmente acompañaba sus clases, sin dudarlo lo sustituyó con otro básicamente compuesto de salsa latina y merengue: ese día nacía el zumba.

Es así que en 1986, sin proponérselo, irrumpió en el mundo una variante sin precedentes en los ejercicios aeróbicos, que saltó del éxito inicial en Colombia a los Estados Unidos, cuando Beto Pérez se muda a este país.

Desde entonces, ha corrido mucha agua abajo del puente desde el día del famoso olvido, tanta, que el zumba tiene hoy las características de cualquier otra marca registrada, con todas las licencias y permisos correspondientes, fomentada por una fuerte campaña publicitaria.

Hoy por hoy hay tantos videos de zumba como instructores, los que además se agrupan (www.zumba.com) se conocen y se encuentran en reuniones de beneficencia, formando así una red que no conoce fronteras.

Los uruguayos no han quedado al margen y aquí, entre nosotros, en la ciudad de Elizabeth, hay una instructora uruguaya de zumba que está dando que hablar y se llama Adriana Rodríguez.

Cuando el candombe se incorpora al zumba

Adriana es un mujer de 35 años que habla con mucho entusiasmo sobre su trabajo, dejando escapar una energía que sus alumnas describen como su característica fundamental.

“Esa energía que ellas ven en mi, es la que quiero transmitir y lograr en los que asisten a mis clases.”, nos comentó en la corta, pero agradable entrevista que le realizáramos en el Club Uruguayos Unidos donde ella dicta sus clases de zumba.

"Tenia solo 6 años y me gustaba mucho el baile, a los 10 años ya a participaba del Carnaval de las Promesas y así lo hice hasta los 14, que es el límite de edad para permanecer en esa categoría, después estudié órgano y seguí integrando el grupo en la parte instrumental hasta los 16 años".

“Recuerdo –nos sigue contando Adriana- que realizaba una fonomímica de Rafaela Carrá, en una oportunidad el conocido recitador de poesía gauchesca Antonio González (‘El Pampa’), entusiasmado por mi actuación sobre un escenario en El Prado, me invitó a repetirla frente a las cámaras de televisión, en un programa en el que participaba”. "Así fue que me presente en TV, con el grupo "Os garothinos", que dirigía Martha González y del cual yo era una integrante más".

“Después, ya más entrada en mi adolescencia y por distintos motivos personales, me desvinculé del baile, pero siempre ha sido mi pasión”.

“En Estados Unidos, donde resido con mi familia, mi incorporación al zumba ha sido gradual, empecé tomando clases en gimnasios y noté de inmediato muchos cambios a nivel personal, en varios aspectos no solo físicamente”.

“Casi sin darme cuenta pasé de mi etapa de estudiante a instructor de zumba, muchos alumnos empezaron a preguntar por mi, les gustaba mi estilo”, nos comenta Adriana con naturalidad.

Bailando ZumbaLos ejercicios del zumba se acompañan con una gran variedad musical, que van de ritmos lentos a rápidos, “después de una rumba flamenca, pueden seguir ritmos hindúes o un candombe entre otros”, subraya nuestra entrevistada.

Adriana dicta clases de zumba en el club de los uruguayos desde noviembre del 2011 y también en dos escuelas públicas de Elizabeth, una hora a la semana, por la tarde. Para ello, contó con el apoyo de la directora de la Escuela No. 31 , además de haber sido aprobada por el Consejo de Educación de dicha ciudad.

Así nos habla de su experiencia en el club uruguayo: “Empezamos con una clase a la semana, después gracias al entusiasmo de las participantes y a la difusión que hicimos a nivel local del zumba, ahora doy cuatro clases semanales, algunas en el horario de la mañana”.

“ La gente es la que nos propone los cambios, por ejemplo hemos incorporado una baby-sitter, porque algunas alumnas no tenían donde dejar sus hijos”.

Al respecto se expresa Adriana: “Es muy importante que todos hagan una actividad física, además del cuidado del cuerpo y su apariencia, el zumba te ayuda contra el stress, te relaja mentalmente, como yo le digo a todas: esa hora en el gimnasio es de ellas y para ellas, de nadie más”.

Zumba en ElizabethAl respecto agrega: “Con el zumba pasa algo especial: bailando, cantando, casi sin darte cuenta, estás quemando calorías y alejas tu mente de los problemas de la vida diaria”.

Al final de nuestra charla, Adriana no quiso olvidar mencionar a quienes la han ayudado desde el principio con su pasión por el zumba, ellos son su esposo Fernando y a su hija, que la acompañan y alientan siempre.

Así mismo, agradece profundamente al Club de los uruguayos de Elizabeth, que abrieron su casa y le dieron espacio y tiempo para sus clases de zumba.

El zumba ha servido para cambiar una vida, la de Adriana, y a partir de su energía y capacidad de comunicación, la vida de otras mujeres, caminando juntas hacia la búsqueda de una armonía física y mental.

 

*Por mayor información sobre clases de zumba, contactar a Adriana al teléfono 908 397 4147
Leído 2446 veces Modificado por última vez en Miércoles, 29 Agosto 2012 20:08
Banner
Banner
Banner


Acceso al Sistema

Banner